Estaba en una sala con iluminación artificial junto a otros cien compañeros como yo. Nos iban llamando uno a uno. Cuando fue mi turno, subí al estrado, le di la mano al director y estampé mi firma en una cartulina de color ocre perfectamente plana.

Mientras bajaba las escaleras para volver a mi asiento escuché el nombre del siguiente estudiante quien repitió –una vez más- el ritual.

Era el día de mi graduación y esa ceremonia duró poco aunque más de lo que me hubiese gustado.

 

Estudié en Barcelona. Por lo que sé de las otras universidades de la zona, el protocolo es bastante similar en todos lados. Son celebraciones en las que recibes una felicitación por tu graduación, un apretón de manos y una sensación rara en el estómago producida por tu cerebro al preguntarse ¿y ahora qué?
Celebraciones hechas en escala de grises. Anodinas. Insípidas. Apagadas. Supongo que por eso necesitan tanta luz artificial.

En Estados Unidos es otro rollo. Como las propinas, las distancias o la obesidad infantil.
Una graduación universitaria es un espectáculo que no tiene nada que envidiar a unas elecciones, un partido de los Lakers o el descanso de la Superbowl.

Pero en las graduaciones de las universidades de los Estados Unidos la estrella no es Trump, ni Kobe Bryant ni Adele. La estrella es el encargado de dar el discurso de graduación.

 

El discurso de graduación en Estados Unidos

El discurso de graduación universitaria es el más esperado de una ceremonia que puede durar horas. Las universidades invitan a actores, deportistas, empresarios, escritores, políticos y en general a cualquier persona que haya alcanzado lo que su sociedad define como éxito para que ofrezca unas palabras de inspiración a los alumnos.

Y es que Estados Unidos es un país que le da mucha importancia a la oratoria. Al menos, mucho más que el nuestro. Aquí lo poco que vemos son cuatro debates dirigidos la semana antes de las elecciones y el discurso del Rey en Navidad. Que ya ni siquiera nos llena de orgullo y satisfacción.

 

Dónde ver discursos de graduación

Como para casi todas las cosas, desde cocinar pollo al chilindrón a preparar una bomba casera al estilo McGyver, existe un tutorial en youtube. Escribe “commencement speech” y tendrás miles de resultados donde perderte.

Otra opción es ir a esta página en la que encontrarás más de 350 discursos de graduación. Además tienes un buscador que filtra por el tipo de mensaje. Todo un lujo.

 
De entre los cientos de discursos que se han dado, unos pocos sobresalen y dejan para la posteridad frases memorables para los graduados. Muchas de esas frases permanecen en la mente de los estudiantes durante largo tiempo y unas pocas guían la vida de alguno de ellos.

Hoy te traigo algunas esas charlas. Las que se han convertido en grandes discursos de la historia.

El que más te va a sorprender es el último. Puedes saltarte los demás e ir directamente a verlo pero sería como tomarte el postre antes del plato principal: no te sabría igual de bien.

 

 

Los 6 mejores discursos de graduación

 

1- Steve Jobs- Stanford 2005

Pieza que ya se ha convertido en un clásico. Podría decir muchas cosas sobre este gran discurso de graduación pero las dije casi todas aquí.

 

 

2- J.K Rowling – Harvard 2008

Si existiese una lista de discursos de graduación emotivos, éste la encabezaría

J.K Rowling es mundialmente conocida por ser la creadora de la saga de éxito Harry Potter. En su discurso habla sobre el error y la imaginación, dos pilares en la vida de toda persona.

El error porque te libera y te ayuda a aprender lo esencial. La imaginación porque es la habilidad de pensar lo que no existe y, por tanto, la fuente de todo progreso.

Un discurso con un inicio lleno de humor, historias personales para ejemplificar las ideas principales, citas célebres de la antigua Grecia y un gran final. Una pieza que te puede hacer reír, llorar y apreciar lo que tienes en la vida. Y todo en menos de veinte minutos.

 

 

Algunas frases de la graduación que me gustaría remarcar:

“El error te obliga a desechar lo no esencial. Dejé de intentar convencerme de algo que no era y dediqué todas mis energías a acabar lo único que de verdad me importaba. Si hubiese tenido éxito en cualquier otra cosa probablemente no habría encontrado la determinación para triunfar en el campo al que sentía que pertenecía.”

“Me sentí libre porque mis peores miedos se habían hecho realidad y aún así seguía viva, tenía una hija a la que adoraba, una vieja máquina de escribir y una gran idea.”

“El fracaso en la vida es inevitable. Es imposible no fallar en algo a no ser que vivas con tanta precaución que podría decirse que ni siquiera estás viviendo.”

 

3- Steven Spielberg – Harvard 2016

Spielberg no necesita presentación así que no la haré.

En este reciente discurso habla de la importancia de la intuición –tiene un perfil parecido al de Steve Jobs y de la defensa de las minorías y la lucha por un mundo más justo.

 

 

Lo primero que me gustó fue como se dirige a la audiencia mayoritaria -estudiantes- y les dice que tal vez algunos no sepan qué hacer a continuación. Que tal vez, después de graduarse, se hayan dado cuenta de que eso no es lo que quieren hacer en su vida. Y que lo que hagan ahora les definirá.

Me gustó porque es muy probable que muchos compartan ese pensamiento y cuando encuentras algo en lo que la gente piensa pero no dice a menudo, conectas con ellos.

El discurso está repleto de referencias a sus películas, a su familia, a figuras norteamericanas reconocidas y también contiene frases notables:

 

Una de oro:

“Durante los primeros 25 años de nuestras vidas nos entrenan para escuchar a voces que no son las nuestras.”

Otra:

“La conciencia dice: esto es lo que debes hacer. La intuición te susurra: esto es lo que podrías llegar a hacer”

 

También usa varias figuras retóricas que embellecen el mensaje:

“Mi trabajo es crear un mundo que dure dos horas. Vuestro trabajo es crear un mundo que dure para siempre.”

Hablando de la importancia de conocer la historia. “Para entender quiénes son –sus hijos- deben de entender quiénes fuimos.”

“La única respuesta a más odio es más humanidad.”

 
Por si no fuese suficiente, tiene un gran final con regla de tres y humor que te animo a escuchar.

 

4- Jim Carrey – Maharishi 2014

Cuando alguien nombra a Jim Carrey la imagen que me viene a la cabeza es la de Ace Ventura. Un tipo histriónico, con sonrisa perenne y un tupé de veinte centímetros.

Por eso, cuando vi este discurso me sorprendí tanto. Hasta él mismo saca partido con su “You didn’t think I could be serious, did ya? I don’t think you understand who you’re dealing with. I have no limits.”

 

 

Un buen discurso con una audiencia entregada. Demasiado entregada en algunos tramos. Sin ser un discurso de graduación corto se alarga en demasía por los constantes parones a los que obligan los continuos aplausos. En algunos tramos hasta parece un poco forzado.

-Cuando era pequeño

Oooohhh, pequeño. Aplausos.

-Cuando era pequeño, mi padre me dijo

Woooahh, su padre!! Aplausos

-Mi padre me dijo que podría hacer de comediante

Yes! Gran mensaje padre-hijo. Más aplausos. Uahhh! Discursazo! So excited!

 

Aún así hay algunas frases o mensajes en este discurso humorístico- espiritual que me parecen dignas de recordar.

“Todo lo que hay es lo que hacemos en este momento. En las decisiones que tomamos. Y esas decisiones están basadas en el amor o en el miedo.”

“El efecto que tienes en los demás es la moneda más valiosa que existe.”

“La necesidad de aceptación puede hacerte invisible para el mundo.”

“A menudo digo que me gustaría que las personas pudiesen cumplir sus sueños de fama y riqueza porque así se darían cuenta de que no es allí donde encontrarían el sentimiento de plenitud.”

 
Es curioso como nos podemos formar una idea de alguien sin haberlo visto en persona y que nos sorprenda descubrir que no es como esperábamos. Supongo que así se crean los estereotipos.

 

5- Ellen de Generes- Tulane 2009

Ellen De Generes es una comediante norteamericana de gran éxito. Tiene su propio programa y, si algún día lo ves, te darás cuenta de lo mordaz y atrevida que es.

Pero si quieres tener una muestra, aquí va.

 

 
Es un discurso lleno de humor. Desde el inicio hasta el –atrevido- final. Unas palabras para graduados que pueden parecer superficiales pero que entrañan dos poderosas afirmaciones. Debes ser quien realmente eres y todo va a salir bien.

Su broma sobre el commen-cement, outstanding.

 

También habla sobre algunas experiencias dolorosas que le hicieron aprender lecciones valiosas. Las que más me han impactado:

“Perderlo todo me sirvió para darme cuenta de que lo más importante es ser realmente quién eres.”

“Cuando crezcáis os daréis cuenta de que la definición de éxito va cambiando.”

“Para mí lo más importante es vivir una vida con integridad y no ceder a la presión de tu alrededor para ser algo que no eres. “

 

6- Tim Minchin – UWA 2013

Si has llegado hasta aquí sin ver los otros discursos, eres como yo. Y lo prometido es deuda así que allá va.

 

 

Tim Minchin es de los pocos- muy pocos- que he visto empezar un discurso de graduación sin saludar a los actuales presidentes de la universidad, a los que ya lo fueron, a los que lo serán en el futuro, a los que se han convertido en honoríficos, a los que harían un gran papel de ser escogidos y a los que siempre quisieron serlo pero nunca podrán.

Puede que, después de todo, no sea obligatorio ese inicio protocolario.

 
No sabía quién era Tim Minchin hasta que vi este discurso. Resulta que es un cantante de comedia. Tampoco sabía que existía eso. Puedes ver lo que dice la Wikipedia de él aquí.

En su discurso de graduación da nueve mensajes que se supone son nueve lecciones que ha aprendido en la vida.

El primero me encanta: “No tienes por qué tener un sueño.” En un mundo extra-edulcorado donde todo el mundo es especial, donde todos pueden conseguir lo que quieren y donde lo que tienes que hacer por todos los medios es perseguir tus sueños, que alguien te diga algo así es, como mínimo, sorprendente. Para mí, un soplo de aire fresco de entre los mensajes inspiradores.

El segundo es genial. “No busques la felicidad. Intenta hacer feliz a otros y recibirás algo como efecto colateral. No evolucionamos para estar siempre contentos.”

El resto de mensajes son también muy, muy recomendables. Tim Minchin es uno de mis grandes descubrimientos de final de año.

 

 

Por el momento dejamos la lista aquí. Aunque puede que la retome en el futuro.

Si alguna vez te has preguntado cómo hacer un discurso de graduación espero que estos 6 ejemplos te sirvan como inspiración. Si los has visto todos te habrás dado cuenta de que hay algo que comparten. ¿Sabes qué es?