Ha llegado el momento. Puede que se deba a un evento con amigos, una circunstancia familiar o un trabajo en la escuela, pero la exigencia es la misma: debes preparar un discurso.

De inmediato surgen las dudas. ¿De qué hablo? ¿Qué digo? ¿Cómo lo digo? ¿Tiene que ser un discurso emotivo? ¿Tiene que ser un discurso motivador? ¿Tiene que ser como los discursos de las películas?

Sea lo que sea lo que tienes que decir, el sistema que te voy a enseñar en este vídeo te servirá. Es un esqueleto que puede albergar cualquier tipo de discurso: cortos, largos, serios, divertidos, para adultos, para niños… Úsalo, y no solo conseguirás tu objetivo rápido, sino que dejarás a la gente con ganas de más.

COLABORA CON
EL BLOG

Nachotellez.com puede aportar ideas, recursos y sugerencias de manera gratuita gracias a la generosidad de sus lectores. Si encuentras útil el material de esta web, por favor, considera la opción de colaborar.