CÓMO PERDER EL MIEDO A

A HABLAR EN PÚBLICO Y

DEMOSTRARLES LO QUE VALES

Descubre cómo dar conferencias, participar en reuniones o exponer ideas con confianza y seguridad.

¿Tienes miedo a hablar en público?

¿Te has puesto a hablar delante de un grupo de personas y has notado como, al empezar, los nervios atenazan tu cuerpo?

Tu ritmo cardíaco aumenta, tu respiración se acelera y parece que tus neuronas se desactivan. 

Si es así, no estás solo.

Se estima que 2 de cada 10 personas tienen miedo a hablar en público. Eso significa que hay unos 97 millones de hispanohablantes que lo sufren. El año que viene serán todavía más.

No, no estás solo. El miedo escénico es algo muy común. Por eso, miles de personas han llegado hasta aquí para leer esto. 

Tú también has intentado solucionarlo. Has ido a algún curso de oratoria, te has leído un libro para perder el miedo a hablar en público, incluso has puesto en práctica todas esas técnicas de las que te hablaron.

Pero no ha funcionado.

No es tu culpa.

De hecho, ni siquiera entiendes por qué te pasa. No tienes ningún problema al hablar cara a cara con una persona, pero cuando en lugar de una hay 10, todo cambia.

Es algo ilógico. Algo sin explicación. Algo que se escapa a la razón.

Pero eso no significa que no tenga solución.

De hecho, he diseñado este curso para perder el miedo a hablar en público para personas como tú. Personas que quieren superar ese miedo, pero que no saben cómo.

PIERDE EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO

Un curso de Nacho Téllez.

VENCE EL MIEDO ESCÉNICO PARA SIEMPRE. 

CON GARANTÍA DE DEVOLUCIÓN KHARIS.

Hace 6 años asistí a mi primera reunión en un club de oratoria. Entre los participantes había dos gemelos. Debían tener unos treinta y pocos y parecían asustados.

Cuando el más bajito salió a hablar, entendí por qué.

El papel que tenía en la mano temblaba fuertemente, la frente le brillaba por el sudor y a los 8 segundos de empezar tuvo que parar y pedir agua para calmarse e hidratar su garganta.

Estaba sufriendo un episodio agudo de pánico escénico.

Tres meses después, volví a coincidir con él. Me quedé alucinado.

No había rastro de ese joven nervioso, inseguro y falto de confianza. Es probable que no hubiese eliminado los nervios al hablar en público, pero había aprendido a esconderlos muy bien.

Cuando acabó, fui a felicitarle y a darle un abrazo sincero:

-Tío, yo estaba en tu primer discurso hace tres meses. Has hecho un cambio brutal.

-Gracias, he practicado mucho. – me dijo con una sonrisa de satisfacción.

 

Tú también puedes conseguir ese cambio. También puedes tener esa sonrisa. Solo necesitas una cosa.

Querer.

Pero no querer de boquilla. Debes querer de verdad. Debes estar dispuesto a hacer sacrificios. Debes implicarte como se implicó el gemelo más bajito.

CÓMO PODRÍAN SER LAS COSAS 

Imagina por un momento que controlas los nervios al hablar en público. Que puedes participar en reuniones, dar instrucciones a equipos o incluso divulgar información en conferencias.

Ya no te escaqueas cada vez que “te toca” dar una charla. Ya no pospones y buscas excusas para no tener que enfrentarte a ello. Ya no sufres por tu futuro laboral porque sabes que ya no formas parte de ese 15% que nunca ascenderá de puesto por no saber hablar bien en público.

Has aprendido la habilidad que tanto tiempo se te había resistido y te has convertido en otra persona. Has desatado tu potencial.

Tus ideas han dejado de parecerte insustanciales y has empezado a confiar en ellas.

Tus compañeros y jefes han empezado a verte de otra manera y se refieren a ti como “gran comunicador”.

Y lo mejor de todo, te has librado de ese sentimiento de incompetencia y de tener algo pendiente de por vida y has logrado sentirte útil y competente. Has logrado sentirte mejor.

 

En 2004 estaba en la universidad presentando un trabajo en grupo en la clase de marketing. Estaba confiado. No dudaba de mí. Pensaba que saldría bien.

Me equivoqué.

Los 40 compañeros que tenía delante miraban más a sus pantallas que a mí y, los pocos que me miraban, lo hacían sin interés.

Eso minó mi confianza. Empezó un diálogo en mi cabeza que me convenció de que lo estaba haciendo mal. De que no estaba preparado. De que me iban a suspender.

Entré en un estado de ansiedad y, cuando el profesor me hizo unas preguntas, me quedé bloqueado y no supe responder.  

Me senté abatido, sin saber qué había pasado. Quince minutos antes creía que la presentación sería un trámite. Ahora sabía que había suspendido y había arrastrado a mi grupo conmigo

Durante los siguientes 10 años devoré todos los libros de oratoria que localicé, asistí a cursos prácticos y revisé y desgrané cientos de discursos desde Robert Kennedy hasta la gran Ellen DeGeneres.

En 2014 me presenté al concurso nacional de oratoria para ponerme a prueba.

Lo gané.

En 2015 repetí.

Había conseguido presentar mis ideas y mis discursos sin más nervios que los necesarios.

Se acabaron los bloqueos, los tembleques y los diálogos internos negativos.

 

Durante ese tiempo aprendí algo:

La habilidad para hablar en público sin nervios no se lleva en el ADN.

He visto demasiados ejemplos de gente que ha aprendido a controlar los nervios como para pensar que es algo genético. 

No, no es genético. Se aprende. 

Y hacerlo es una de esas habilidades que te puede cambiar la vida. 

 

Sé por qué te pones nervioso, sé qué te pasa cuando eso sucede y, lo mejor de todo, sé cómo cambiarlo.

He ayudado a más de 5.000 personas a comunicarse mejor y a superar su miedo a hablar en público. ¿Te gustaría ser la siguiente?

CUANDO ACABES EL CURSO PODRÁS:

  • Hacer presentaciones, discursos o reuniones sin sufrir como lo hacías. Podrás hablar delante de grupos de personas y no te supondrá más estrés que el necesario.

 

  • Conseguir financiación para tu proyecto o idea. Los inversores huelen la inseguridad y puede que ya te hayas dado cuenta que si tú dudas, ellos también lo hacen.

 

  • Optar a ascensos y mejores puestos de trabajo. 8 de cada 10 directivos de las empresas de Fortune 500 creen que la comunicación es la mejor herramienta para ascender en la escala laboral.

 

  • Vender con más facilidad tus productos. Vender sin dudas, sin miedo, sin titubeos.

 

  • Contestar con tranquilidad a las preguntas de la entrevista de trabajo que tanto te importa y de la que tanto dependen tus ingresos.

 

  • Dejar de sufrir cuando alguien te pide que hagas un brindis, cuando tienes que hablar en una fiesta o cuando algún responsable del trabajo te pide que expliques un problema al grupo.

TODO LO QUE NECESITAS SABER PARA PERDER EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO

Una pequeña degustación de lo que iremos cubriendo durante el curso.

MÓDULO 1: ANATOMÍA DEL MIEDO

En los 4 capítulos de este módulo aprenderás:

 

  • Cuál es el ingrediente más importante para poder vencer el miedo escénico.
  • Características del miedo. Como reconocerlo cuando aparece.
  • Aparición del estrés. Cómo afecta a tu cuerpo y mente el estado de ansiedad.
  • Quién es tu enemigo y cómo luchar contra él.

MÓDULO 2: EL PAPEL DE TU MENTE

Los 11 capítulos de este módulo forman la base del curso. En ellos aprenderás:

 

  • Cómo funciona tu mente y cómo te sabotea.
  • Cómo engañarla para que trabaje solo para ti.
  • Por qué las percepciones importan más que las realidades.
  • Por qué no pasa nada si no eres un gran ponente.
  • Qué espera la gente de ti cuando hablas en público.
  • El papel que juega el error en tu vida.
  • La confianza y su aparición: el orden es la clave.
  • Cómo enfocar la emoción que te embarga cuando sales al escenario.

MÓDULO 3: TÉCNICAS ÚTILES

Y PRÁCTICAS HABITUALES 

En los últimos 3 capítulos aprenderás:

 

  • Cómo convertir lo aprendido en un hábito.
  • La disciplina: lo que ayudará cuando lo demás falle. 
  • 8 trucos para reducir los nervios cuando salgas a hablar en público.

QUÉ TE LLEVARÁS DE ESTE CURSO

  • Más de 2 horas de vídeo-lecciones en las que te explicaré los pasos que tienes que seguir para controlar los nervios al hablar en público. Lo haré de una forma, clara, amena y divertida. Nada de paja ni plomazos. 

 

  • 17 capítulos en pdf que te podrás descargar y consultar toda la vida si necesitas acudir a ellos en algún momento. Lo ideal es que, después de ver el vídeo, te descargues la lección y la leas. 

 

  • Más de 20 ejercicios que te ayudarán a desarrollar el músculo para afrontar con seguridad todas tus presentaciones. Los ejercicios están para algo. Si lo que esperas es ver los vídeos y que el miedo a hablar en público desaparezca solo, piénsatelo dos veces antes de comprar el curso. 

ADEMÁS

Al acabar el curso “Pierde el miedo a hablar en público”, recibirás el bonus “Los 6 pasos para preparar tu presentación y triunfar”. En este bonus te enseñaré:

  • Las tres cosas que debes tener en cuenta antes de empezar y a las que nadie presta atención.

 

  • Cómo organizar tu presentación de manera elegante y conseguir que tu material influya en los demás.

SÉ QUE ESTO ME VA A VENIR BIEN, NACHO. ¿CUÁNTO CUESTA?

El contenido del curso es similar al que ofrezco en los talleres de dos días aunque aquí se centra todo en eliminar los nervios más que en crear contenido.  Por eso, cuando pensaba en ponerle precio mi idea inicial era que fuese algo parecido, 295€. Pensaba además que, como no te supondrá un gasto en viajes, menús ni hoteles era algo más que justificable.

Mientras pensaba eso también pensé que yo tampoco tendría los gastos que acostumbro a tener como alquiler de sala, material, transporte, etc. así que medité rebajarlo a 195€.

Como no lo tenía claro, decidí pensarlo durante unos días más y llegué a la siguiente conclusión:

Este curso lo hago porque quiero ayudar a la gente. Creo que hay una diferencia entre la persona que quiere hacer una presentación perfecta, conocer todos los secretos de la oratoria y por eso decide participar en el ponente atractivo y la persona que simplemente no puede hacer una presentación porque el miedo a hablar en público le hace rendir muy por debajo de su potencial.

Sé que, aunque sería un precio justo, 195€ dejaría fuera a mucha gente que lo necesita de verdad. Y ya que el objetivo es ayudar, he decidido situar este curso en la escala baja de precios. Una escala tan baja que algunos piensen que me estoy pasando.

He pensado en 59€.

El curso dura unos 30 días así que estamos hablando de menos de 2€ al día, probablemente algo parecido a lo que te gastas en café. gastas en café.

+ IVA

Estoy tan seguro de la calidad de los materiales que te ofrezco algo que pocos ofrecen online: Garantía Kharis. Si no estás contento con el curso te devuelvo el dinero. Incluso si ya lo has acabado. 

Me he pasado meses -5 más de los que planeé-  creando el curso. Cada video, cada hoja de trabajo, cada pdf descargable está hecho con esmero y revisado varias veces. Estoy supersatisfecho con mi trabajo y por eso no te voy a ofrecer 15 días como garantía para solicitar la devolución.

Te voy a dejar el curso entero.

Si cuando has acabado el curso, crees que lo que te he dado no vale el precio que has pagado por ello, me lo dices y te devolveré tu inversión.

El curso “Pierde el miedo a hablar en público” puede hacerte ganar dinero, prestigio y estatus o puede dejarlo todo como está.

Todo depende de lo que hagas ahora.

No retrases tu compra. Si no haces nada hoy, nada cambiará en el futuro.

RESERVA TU PLAZA AHORA Y SÁCATELO DE LA CABEZA.

+ IVA

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Este curso es para mí? 

Si has llegado hasta aquí es porque lo que has leído ha conectado contigo de alguna manera. Si tienes o has tenido miedo de hablar en público, si sientes que las reuniones o presentaciones son un mal trago o notas que eres mucho mejor hablando en frente de una persona que de cinco, este curso te ayudará.

 

¿No podría aprenderlo por mi cuenta?

Sí. Podrías inscribirte en alguna escuela de oratoria o algún club parecido, ir cada semana e ir perdiendo el miedo poco a poco. Ello supondrá mucho más tiempo (meses o años) y una inversión mucho mayor.

 

¿Qué pasa si el curso no me convence?

Ejecutas la garantía Kharis y me pides la devolución del dinero. Yo haré como Amazon. En 7 días tendrás el reintegro en tu tarjeta o en Pay Pal.

 

La mayoría de garantías online que he visto para servicios como este son de 15 días, ¿seguro que podré pedirla?

Palabrita del niño Jesús. Tendrás hasta una semana después de que haya acabado el curso para pedir el reembolso.

 

¿Tendré que trabajar o con ver los vídeos ya vale?

Tendrás que trabajar. Hay más de 20 ejercicios por hacer. Si no los haces, esto no funcionará. Ojalá todo fuese leer.

 

¿Cómo accederé a los materiales?

Cada cierto tiempo recibirás un correo. La frecuencia variará en función de las lecciones. En ese correo, tendrás el enlace para ver el vídeo que toca, descargar la lección en pdf y hacer los ejercicios.

 

¿Puedo encontrar un curso más barato?

Igual sí. Búscalo y, si lo encuentras y quieres que te aconseje, lo haré.

 

¿Qué pasa si no compro el curso? 

Que habrás leído todo esto para nada y los nervios te acompañarán hasta que te decidas.

Haz clic en el botón “Reservar” y consigue tu plaza en el curso. 

P.D.  Recuerda, el valor del curso es de 295€ aunque, por el momento el precio es de 59€. Es más que posible que cuando vuelvas a esta página, lo haya subido.

Aprovecha la garantía de devolución Kharis y pruébalo con riesgo 0.