Ha llegado el momento de que sepas más sobre mí.

En estos dos años de aventura bloguera y youtubera te he dado muchas sugerencias sobre hablar en público y presentaciones pero te he contado muy pocas cosas personales.

Aprovechando que hoy es mi cumpleaños, he decidido solucionarlo contándote 50 cosas sobre mí para que me conozcas un poco mejor. Así sabrás qué clase de persona se esconde detrás del teclado.

 

Allá van las 50 cosas sobre mí

 

  1. Mi verdadero nombre es Ignacio aunque todo el mundo me llama Nacho. De hecho, creo que la última vez que alguien me llamó Ignacio fue mi madre hace 20 años cuando no acudí a sus primeras tres llamadas para la cena.

 

  1. Me mola cocinar. Cocino casi a diario y mis platos estrella son los estofados. Mi osobuco se te deshace en la boca.

 

  1. Hay gente a la que el frío le hace reír mientras el calor les pone de mala leche. Yo soy uno de ellos.

 

  1. No tomo chocolate. En esto soy opuesto a mi novia Elvia. Ella lo ama.

 

  1. Conocí a Elvia hace 30 años. Estamos juntos hace 11. Es la mejor mujer que he conocido.

 

  1. Me gusta el fútbol. Jugué hasta los 18 años cuando me subieron de juveniles al primer equipo. Hice la pretemporada con ellos y en el primer partido vi que era el peor jugador de los 22 que había en el campo. Llegué a dos conclusiones: 1- No iba a ganar dinero con el fútbol. 2- Mejor dejarlo ahora que más tarde. Apliqué la segunda.

 

  1. Últimamente pienso en no tener tele en el salón. Apenas la vemos –solo para el fútbol- y tengo miedo de empezar a usarla para entretener a mi hija Elea. Además, ya se ha acabado Juego de Tronos así que no tenemos nada que ver.

 

  1. No tengo color favorito, ni número favorito. Parece obligatorio pero no lo es.

 

  1. Me educaron en un colegio de curas pero no soy religioso.

 

  1. Soy sociable y extrovertido pero tengo menos amigos de los que me gustaría tener.

 

  1. Me revientan los telediarios. Odio ver que de 15 noticias 14 son tragedias. La otra es el tiempo que hará. Sí, los dramas venden pero solo si hay alguien detrás que los ve.

 

  1. Soy muy aficionado a los juegos. Sobre todo de estrategia. Puedo pasarme horas y horas jugando. Más de una vez ha salido el sol entre dados y cartas.

 

  1. Tengo mal perder.

 

  1. Me encantan los niños. Y yo les suelo gustar también a ellos.

 

  1. De pequeño me subía a las atracciones por la presión social. Quería parecer valiente y sufría para intentarlo.

 

  1. Es difícil que me veas enfadado a no ser que no pongas el intermitente para girar.

 

  1. Quiero dar la vuelta al mundo y tengo miedo de que se quede en mi lista de cosas pendientes.

 

  1. Matrix es mi peli favorita. U Origen. O El club de la lucha. O Hacia rutas salvajes. No, no, Matrix.

 

  1. Solo compro ropa una vez al año.

 

  1. No celebro Reyes, ni Papa Noel ni Halloween ni ninguna otra fiesta parecida.

 

  1. A veces sueño que me estoy examinando en septiembre de alguna asignatura que suspendí en la Universidad.

 

  1. Nunca me abrocho el cinturón del avión hasta que la azafata me lo pide. Soy un rebelde.

 

  1. A la gente que me acaba de conocer le cuesta saber cuándo hablo en serio y cuándo no.

 

  1. No bebo café. ¿Coca-cola? Tampoco.

 

  1. Me leí El señor de los anillos en 16 días. Las dos semanas antes de los exámenes de Selectividad.

 

  1. Cuando era pequeño no tenía la nariz tan grande. Lo digo porque mucha gente parece pensar que ya nací con este trasto de serie.

 

  1. A los 19 me rapé al uno yo mismo y me gustó. Desde ese día no he pisado una peluquería. Cada tres semanas paso por el mismo ritual.

 

  1. Me emociono viendo algunos vídeos y aún no sé por qué. Este es uno de ellos, tal vez puedas ayudarme a entenderlo.

 

  1. No me gustan las modas. Siento que es como decirte lo que tienes que hacer, vestir o comer. Y odio eso.

 

  1. Soy muy fácil de manipular. Si me dices que haga algo, haré lo contrario.

 

  1. Me voy a dormir pronto. A las 22:00 en la cama y a las 23:00 durmiendo.

 

  1. Aborrezco la impuntualidad.

 

  1. Escogí la licenciatura de comercio internacional porque me aseguraron que ganaría pasta al salir. Hoy habría tomado otra elección.

 

  1. No siempre acabo todo lo que empiezo. Creo que poder hacerlo es una virtud.

 

  1. Me cuesta un montón aceptar que me he equivocado.

 

  1. No me gustan mucho las fotos.

 

  1. Si subo el volumen de la tele tengo que dejarlo en un número par. Como todo el mundo.

 

  1. He vivido 25 años a dos minutos de la playa. Ahora vivo a 1 minuto de la montaña. Me gusta más lo segundo.

 

  1. Tengo una hija de dos años, Elea. Ayer me preguntaron en una formación: “¿De qué te sientes más orgulloso en la vida? “ Pensé tres segundos y dije: “De Elea”.

 

  1. No creo en lo políticamente correcto. De hecho creo que es una tendencia que sepultará nuestra autenticidad. Por eso, a menudo, parezco irreverente.

 

  1. Una vez me operaron del hombro. El cabrón se salía de sitio a menudo.  Luego me pegué  un buen castañazo en la nieve y se me volvió a salir. Me volvieron a operar. Ahora parece que estoy bien.

 

  1. Me gusta la lluvia. Me gusta más que el sol. Supongo que queremos lo que no tenemos.

 

  1. Soy pro Tarantino. Mi diálogo preferido es el de las propinas en Reservoir dogs.

 

  1. Si salgo a correr por la montaña me encanta hacerlo después de un día de lluvia. Todo huele distinto.

 

  1. Me chifla Allan Watts. Su obra, sus libros y, sobre todo, sus discursos.

 

  1. No entiendo a los que tardan 3 días en contestar un e-mail.

 

  1. Un día haré una fiesta como la de Project X. Es una de esas cosas que tengo pendientes y que no se van de mi cabeza aunque cumpla años.

 

  1. El entrecot me gusta como a Gerard Butler en Un ciudadano ejemplar. Crudito por dentro y churruscado por fuera.

 

  1. Soy sagitario y como casi todos los sagitarios…. Nah es broma. No creo en eso. Por si tú crees, soy Virgo. Pero si eres creyente, seguro que ya lo sabías ¿verdad?

 

  1. Me siento atraído por los vagabundos. Siento curiosidad por su historia. A veces pienso en sentarme a hablar con ellos pero nunca me atrevo.

 

 

Ya me conoces un poco más. ¿Hay algo de lo que has leído con lo que te has sentido identificad*? Cuéntamelo en los comentarios. 😉