El viaje del héroe es una manera infalible de contar una historia. Y la más antigua de todas.

 

Consta principalmente de tres grandes etapas:

 

1. Separación
2. Iniciación
3. Retorno

 

a través de las cuáles el héroe supera varios obstáculos o dificultades lo que le permiten encontrarse a sí mismo y crecer como ser humano.

 

Lo bueno de la estructura del viaje del héroe es que también sirve para hablar en público. Ahora te cuento cómo.

 

Todo empezó cuando el psicólogo Carl Jung se preguntó qué es un héroe y estudió con interés el inconsciente humano. En su obra “La psicología del arquetipo del niño”, señaló las características comunes que compartían todos los héroes mitológicos y definió a los héroes como “el arquetipo basado en superar obstáculos y conseguir ciertos objetivos cuyo destino final es vencer al monstruo de la oscuridad.”

 

El segundo paso lo dio el mitólogo Joseph Campbell que, después de estudiar a fondo los héroes y los mitos heroicos alrededor del mundo, definió en su libro “El héroe de las mil caras” el patrón narrativo que compartían todos los relatos sobre héroes de cualquier cultura.
Entonces Hollywood vio el filón, creó un molde y se hinchó a sacar películas. Había nacido el viaje del héroe.

 

La trama empieza con un personaje normal en un sitio normal. Pero pronto sucede algo; oye una llamada misteriosa, es repudiado de su tierra o aparece Morfeo y le obliga a escoger entre pastilla roja o pastilla azul.

Una vez sale de su entorno habitual, se dan ciertas coincidencias a la par que obstáculos que le llevan a descubrirse a sí mismo y superarse. Después de sobreponerse a todas las dificultades vuelve a su antiguo hábitat con una sabiduría o poder admirables y ayuda a los demás.

Resumiendo: persona normal viaja en busca de respuestas y supera adversidades anormales convirtiéndose en el héroe. Para ponerle nombre a tal suceso no se rompieron la cabeza: “El viaje del héroe.”

 

Una gran parte de los libros que te has leído y de las películas que has visto siguen este tipo de narrativa. Yo, ávido lector de novelas de fantasía, lo reconozco en prácticamente todas. Desde el señor de los anillos hasta Nacidos de la Bruma.

Pero si echo la vista atrás y pienso en las películas favoritas de mi niñez como El Rey León o Aladdin, también cumplen ese guión.

Y si tú haces lo mismo con algunas de las películas de mayor éxito de los últimos años verás que siempre hay una persona normal que supera incontables adversidades y se convierte en un héroe: Neo en Matrix, Frodo en El señor de los anillos, Luke Skywalker en Star Wars o Harry en Harry Potter.

Hace poco fui a ver Arlo al cine y ¿sabes qué? El viaje del héroe. A Pixar también le encanta el periplo del héroe.

 

Ese es el significado de héroe. Alguien que empieza siendo nadie, crece, adquiere habilidades y se convierte en alguien grandioso. Alguien de quien apetece escuchar sus hazañas.

 

Y es que como dijo Muriel Rukeyser “El mundo está hecho de historias, no de átomos.”

Cuenta una buena y tendrás al público a tus pies.

 

Pero no creas que he sido el primero en darme cuenta de esto. Cuenta Nancy Duarte que Christopher Vogler vio que este patrón se repetía a menudo en el cine y, después de dedicar años al estudio de los guiones de esas películas, logró diseccionar el viaje del héroe en 12 etapas. Su trabajo se conoce como los 12 pasos del héroe.

 

Como sé que lo que quieres es aprender a escribir y contar una historia que seduzca a tu público y los mantenga enganchados hasta el final, una historia que ejemplifique lo que quieres contar en tu presentación, una historia que te diferencie de la masa gris de oradores, como sé todo eso, a continuación te ofrezco una breve explicación de cada etapa para que puedas usar el viaje del héroe para hablar en público. Para ilustrarlas, añadiré ejemplos de una de las novelas que marcó mi adolescencia y que, probablemente, hayas visto en el cine: El señor de los anillos.

 

Las 12 etapas del viaje del héroe

 

1. El mundo ordinario
Sitúa al héroe en su vida cotidiana. Una vida normal en un pueblo normal rodeado de gente normal. Está acostumbrado a esta vida y se siente cómodo en ella.
Frodo está en la comarca. Vive a gusto y lleno de jovialidad y alegría. Anda descalzo por sus verdes praderas y realiza travesuras propias de chicos de su edad.

 

2. Llamada a la aventura
Alguien o algo hace que al héroe se le presente un desafío, un dilema o una aventura que emprender.
Gandalf visita a Frodo con sus fuegos artificiales. Parece que es una visita más pero le habla del anillo y le dice que tendrá que llevarlo a un lugar seguro porque la comarca ya no lo es.

 

3. Rechazo a la llamada
El héroe decide no hacer caso a esa llamada. Hacerlo significa salir de su zona de confort, arriesgarse, adentrarse en lo desconocido y no es el plan que más le apetezca. El apego a lo conocido tira mucho.
La primera reacción de Frodo es darle el anillo a Gandalf. Él no quiere meterse en líos. Prefiere quedarse en su mundo de Hobbit y que sea Gandalf el que se ocupe de destruirlo.

 

4. Encuentro con el mentor
Alguien aparece en la trama y le presenta al héroe una visión distinta de la aventura. Apela a su deber, su obligación o su destino y empieza a convencerle. Puede que lo que le ayude a decidirse sea algo sobrenatural, una señal o una coincidencia que le hacen darse cuenta de que debe enfrascarse en la aventura.
Gandalf vuelve al cabo de un tiempo y le pide a Frodo el anillo. Le cuenta algo más y le insta a llevarlo a Rivendel.

 

5. Cruzar el umbral
El héroe abandona el mundo que conoce, su comodidad y familiaridad y se adentra en un mundo distinto, mágico y, a menudo, peligroso. Es la constatación de que ha aceptado el desafio y comienza el viaje.
Frodo, junto al infatigable Sam a Merry y a Pippin, salen de la comarca camino a la Posada del Ponny Pisador. El camino del héroe ha empezado.

 

6. Pruebas, aliados y enemigos
Mientras discurre su aventura, el héroe tendrá que pasar distintas pruebas y enfrentarse a uno o a varios enemigos. Para lograrlo, contará con la ayuda de algunos aliados.
Frodo se esconde de los Nazgul, esquiva al Balrog de Moria, escapa de los Uruk Hai de Saruman y vive otras aventuras al lado de la Compañía, sus aliados.

 

7. Acercamiento a la cueva más oculta
A medida que el viaje avanza, el héroe va superando obstáculos y se acerca a su objetivo final.
Frodo y Sam abandonan a la compañía y siguen el camino hacia Mordor con la ayuda de Gollum que les guía a través de la Ciénaga de los Muertos.

 

8. Prueba traumática
Acontece una prueba a a vida o muerte donde el héroe se enfrenta a su peor miedo o a un enemigo muy poderoso. Obtener la victoria en esta prueba le da energías renovadas y una nueva visión sobre la vida.
Frodo se enfrenta a Ella-La Araña. Ésta le clava su aguijón, lo envenena, y lo deja preparado para engullirlo más tarde pero Sam lo salva de esa situación.

 

9. Recompensa
Después de superar esa dura prueba y como premio a la superación de sus miedos, el héroe obtiene el botín que buscaba en forma de tesoro, espada o dama rescatada.
Sam le anuncia a Frodo que había cogido el anillo al pensar que estaba muerto. Al devolvérselo, hace nacer en su compañero una nueva determinación de llegar a Mordor y destruirlo.

 

10. El camino de vuelta
Con el botín en su poder, el héroe reemprende el camino de vuelta a casa para encontrarse con el mundo ordinario del que salió.
Antes de volver a casa Frodo debe subir al Monte del Destino y lanzar el anillo en el único sitio donde puede ser destruido.

 

11. Resurrección
El héroe debe enfrentarse a la prueba final. Una prueba aún más al límite que la anterior y en la que, a menudo, debe utilizar lo aprendido durante el viaje o la recompensa obtenida en el transcurso de éste.
Una vez en el Monte del destino, Frodo siente la llamada del anillo que le ofrece su inmenso poder y le pide que no lo destruya. Gollum de por medio, finalmente consigue deshacerse de ese impulso y lanza el anillo a la lava salvando así a la Tierra Media.

 

12. Regreso con el elixir.
En la parte final de la historia, el héroe vuelve a su mundo ordinario portando el tesoro o el aprendizaje que usa para convertir todo en un mundo mejor.
Aunque en la película no aparece, Tolkien relata en los libros como, al volver a la Comarca, la encuentran infestada de orcos y son Frodo y sus amigos los que logran eliminarlos y restablecer una paz que se presume duradera.

 

En este caso Frodo realiza un viaje físico aunque no siempre tiene que ser así, a menudo es un viaje iniciático, una metáfora para explicar el proceso de crecimiento de una persona.

Como ves, el señor de los anillos se amolda notablemente al esquema de 12 etapas. ¿Por qué? Porque funciona. Porque atrae. Porque engancha.

Sí, pero… ¿por qué me engancha de esa manera?

 

¿Por qué funciona el viaje del héroe?

 

Porque lo que el héroe busca está en su interior e, igual que él, tú también lo posees.

Porque el héroe es una persona igual que tú. Y porque las personas, no importa de dónde seamos ni la época que nos haya tocado vivir, tenemos los mismos anhelos y los mismos temores.

Todos queremos ser amados y conseguir la felicidad y todos queremos evitar el dolor y huir de la muerte.

Lo que ves cuando miras una película o lo que oyes cuando escuchas una historia son tus propios deseos, tus propios sueños, tus miedos más profundos.

Porque la realidad es que cuando ves esa historia estás pensando en ti.

No estás alejado de los personajes de las películas o de las historias. Ellos son tú.

El viaje del héroe es tu viaje.